Parqueaderos revista donde vivir min

Parqueaderos: Una extensión muy valorizada de la propiedad

11-21-2019


La diferencia de costos y precios entre las propiedades que poseen un parqueadero propio versus las que no, son significativamente altos. Es claro que un sitio donde estacionar que sea asignado a una propiedad, potencializa el valor de un lugar a tal punto, que puede cambiar la valorización al mercado notoriamente. Algunas estimaciones, ubican el aumento del valor de una vivienda con un parqueadero propio entre un 15% al 20%, esto sin especificar si hablamos de uno que sea techado, al aire libre o en sótano. 

Cuando se está encontrado el hogar de los sueños, cada una de estas variantes pueden ser importantes ya que así se definen presupuestos personales y se proyectan para el futuro posibles valoraciones, pero lo que muchas veces no se tiene en cuenta es hasta donde llegan las obligaciones de esta propiedad, de qué depende, cómo se diferencian de los parqueaderos comunales y de los de visitantes que muchas veces poseen las mismas condiciones en infraestructura.

Cuando se habla de un parqueadero de propiedad privada, la terminología se refiere casi a una extensión de la propiedad horizontal al cual, tiene acceso libre y sin una restricción, los habitantes de este lugar mencionado. Cuando se arrienda un lugar, este puede estar incluido dentro del canon de precio o puede ser independiente de tal valor. 

Otro caso es el parqueadero de visitantes que la mayoría de propiedades horizontales pone a disposición de la comunidad que adquiere un inmueble en el lugar. Estos parqueaderos tienen la particularidad que, aunque forman parte de la construcción total, el manejo de los mismos queda a disposición de la administración. Esto quiere decir que la misma administración puede disponer de imponer medidas de seguridad que consideren pertinentes, incluyendo algún costo o cerramientos del caso. 

Por último, está el caso de los parqueaderos comunales. Estos se dan en propiedades donde el espacio designado para parqueo no es suficiente para abastecer a todos los habitantes del lugar y se hace una cantidad determinada de lugares para uso exclusivo de los propietarios. Siempre, se deja claro mediante la asamblea la forma de uso (si se tendrán horarios, orden de llegada, identificaciones a la entrada, entre otros) y la forma en que los residentes pueden guardar sus vehículos ahí.

Todas estas modalidades son importantes de conocer ya que, de cada una de ellas, depende la correcta utilización de los recursos, además del cuidado de los mismos.

Cada una de las zonas que convergen con nuestra propiedad, debe ser estudiada y protegida. Todo es un conjunto de cosas que hacen que la experiencia sea mejor, que la comunidad viva en armonía y que al final del día, tengamos una propiedad llena de valor por lo que se ve y lo que no se ve.

También te puede interesar: Descubre las ventajas de vivir en un conjunto residencial.
 


Web donde vivir  002

NOSOTROS


Conoce más...